¿Es realmente tan importante la seguridad en las redes informáticas?

separator

La seguridad de TI protege la integridad de las tecnologías de la información (como los sistemas informáticos, las redes y los datos) de los ataques, los daños o el acceso no autorizado. Una empresa que intenta competir en un mundo de transformación digital debe comprender cómo adoptar las soluciones de seguridad que comienzan con la etapa de diseño. A eso nos referimos con «desplazar la seguridad a la izquierda» (shift left): hacer que la seguridad sea parte de la infraestructura y del ciclo de vida del producto lo antes posible. Esto permite que la seguridad sea proactiva y reactiva.

Internet, la creación de dispositivos móviles, y el avance tecnológico en general, han contribuido enormemente a revolucionar la forma en cómo resolvemos problemas, lo que ha acelerado el desarrollo de nuestras sociedades y nos ha brindado sin duda un estilo de vida más cómodo.

Sin embargo, la era de la tecnología también ha traído consigo sus propias amenazas; lo que ha dado pie al surgimiento de la ciberseguridad. La ciberseguridad no es más que una disciplina que combina procesos, tecnología y mejores prácticas para garantizar la seguridad de datos y recursos informáticos pertenecientes a un sistema.

El objetivo principal de la ciberseguridad es minimizar el riesgo que supone para empresas e individuos, el uso de las tecnologías de la información; al lograr que sus entornos informáticos  se mantengan protegidos en todo momento contra daños, ataques o intrusiones no autorizadas.

¿Por qué es tan importante para las organizaciones?

El mundo digital nos brinda ventajas y recursos infinitos; pero también está plagado de elementos maliciosos en constante evolución. Todos los días nace una nueva amenaza dirigida a encontrar y atacar las vulnerabilidades de un sistema en pro del beneficio de los cibercriminales.

Es por eso que, considerando que hoy en día las Tecnologías de la Información ocupan un eje central para el desarrollo de las empresas. Es vital que las organizaciones hagan de la ciberseguridad una prioridad dentro de sus estrategias internas. Pues un sistema altamente protegido es garantía de continuidad de servicio y éxito de negocio.